PARA ELLOS

Ellos son mis hermanos
Niños, mujeres, hombres y ancianos
Ellos estaban sin armas
Huyendo de la violencia
Huyendo de la muerte necia  
 
No escucharé más la risa
Del niño que corre aprisa
Ni el canto de la mujer o de la niña
Que por la vereda camina  
 
No veré más
La cosecha del hombre bueno
Ni podré oír de nuevo
El sabio consejo del anciano  
 
¿Acaso no es la misma risa
De la hija, de la hermana
De cada uno de nosotros
Lo que cortó la bala asesina?  
 
El dolor por eso duele más
Porque ellos solo querían paz
Para vivir sin más odios
Que el poderoso quiere para nosotros  
 
Cuánta preciosa sangre más
De mis hermanos deberá derramarse
Para que el poderoso entienda
Que nuestra voluntad
Nunca más podrá doblegarse?  
 
La vida de mis hermanos
La arrebata el odio del poderoso
Pero que se sepa por todos
Para honrarlos siempre estaremos nosotros  
 
¿Por qué necesito decir esto?
¿Por qué debo gritarlo siempre fuerte?
 
Porque quedarme callado
Es como estar de acuerdo
Y haber participado
En la muerte de mis hermanos  
 
Porque ellos son mis hermanos
Niños, mujeres, hombres y ancianos
Ellos estaban sin armas
Huyendo de la violencia
Huyendo de la muerte necia.
 
México, DF. 25 de Diciembre de 1997, Ángel de la Independencia.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s